image

Jorge Leal y una idea que aporta y mueve.

Te presentamos a Jorge Leal, un joven emprendedor que inició su proyecto investigando las propiedades de la mandioca, ahí fue donde pudo descubrir un desperdicio que no se utilizaba. Tomo esa “basura” sobrante, la procesó y logró un producto rico en fibra y carbohidratos.

Para lograr ese resultado, se procede de la siguiente manera: Llegan los camiones, de ellos se descargan alrededor de 140 toneladas diarias de mandioca, se pelan automáticamente, luego se muele y por último se extrae el almidón. Ahí es donde queda un residuo con la consistencia similar a la de un puré, con un 82 % de humedad. A este residuo lo convierte en harina y con ella obtiene panes, cereales, fideos, etc.

Un dato importante: La mandioca y sus derivados son aptos para celiacos debido al 0% de gluten.

Hoy en día existen inversionistas interesados en Brasil y en África, pero su intención principal es lograr que el paraguayo sea el más interesado.

Contanos tu historia completando este formulario y hacé que el Paraguay conozca tu aporte.